Ediciones Ámbar
 

NOTICIAS

 
Lévy: «Carla Bruni me robó el marido»
Lévy: «Carla Bruni me robó el marido»

Publicado en La razón 2/12/08

Justine, hija del filósofo Bernard Henry Lévy, revela en «Y la vida sigue», el carácter «devorahombres» de la ex modelo

Lévy: «Carla Bruni me robó el marido»

«Cuando yo tenía quince años, ella ya era maniquí. Me fascinaba su cara perfecta. Luego descubrí que su rostro era falso, que ella y su cirujano lo habían elegido por ordenador. Eso le daba cierta categoría». Y tanta. Cuatro después, se ha convertido en la primera dama de Francia. El testimonio es de Justine Lévy y el personaje que dibuja es un trasunto nada maquiavélico de Carla Bruni, que antes de convertirse en mujer de Nicolas Sarkozy «trabajó como devorahombres, una ¿Terminator¿ del amor», puntualiza Lévy. Todo eso... y más aparece en «Y la vida sigue» (Ámbar), una novela autobiográfica en la que la autora raja, con precisión de cirujano, las vidas de cuatro personajes: ella misma, su padre, su ex marido y la «mujer que terminó de robármelo, de romper un matrimonio que ya estaba acabado». O sea, Carla Bruni. Mirada asesina El libro fue un éxito hace cuatro años en Francia y entonces se despachó a gusto con los medios de aquel país sobre aquella «felina de mirada asesina, bella y biótica que se caracterizaba por ligar con todos los hombres de sus alrededores». Ahora, Lévy se retracta de aquellas declaraciones y afirma que se trata del ropaje literario de un personaje de ficción». Claro que, cuando armó aquel revuelo en Francia, la damnificada de la novela, Paula, es decir, Bruni, aún no ocupaba la habitación principal del Elíseo. Quizá por eso se muestre comedida detrás de ese rostro aniñado, blanco y sugerente, alejado de esa mujer despechada que un día decidió escribir contra algo y contra alguien. Cuando tenía claro quién era su objetivo. Y cuando decidió contar una historia, la de su propia vida, que no tiene desperdicio. Una ex top model, reciclada años después como cantante internacional, altera la vida conyugal de una pareja feliz.Todo comenzó hace doce años. Justine Lévy estaba emparejada con Raphael Enthoven, hijo del filósofo Jean-Paul Enthoven, amigo a su vez del padre de Justine, el afamado Bernard Henry Lévy. Un día, el padre de su novio se presenta con una mujer «joven, de rostró pétreo, que se jactaba de castrar a los hombres y de no necesitar a nadie», dice. De inmediato, observó cómo aquella mujer empezaba a intimar con su pareja y «antes de darme cuenta, ya estaban juntos. Mi suegro también se había percatado, pero ella sabía lo que buscaba», prosigue. Por eso no encontró mejor cura sentimental que la literatura. «Este libro es como una regeneración vital, porque ahora veo mejor qué fue lo que pasó. Y escribo como hablo, como respiro, como siento». Sin embargo, a pesar de que intenta convencernos de que la novela es «un ajuste de cuentas conmigo misma», su sonrisa pícara delata el tufillo vengativo que sobresale en cuanto se perfila la «femme fatale» que se esconde tras el nombre de Paula, madrastra de su entonces novio Adrien (Raphael). El libro provocó un terremoto en el país vecino, cuando Carla Bruni aún no era quien es. Pero Justine puntualiza: «Esa señora no me interesa ni como persona ni como artista». «Sólo» le interesó como personaje literario

Descargar PDF Imprimir notícia
 
Ficha del libro

Y la vida sigue. Cuando la otra se lo lleva todo
Justine Lévy

Categoría: Narrativa
Número de páginas: 192
PVP: 14.00 €

 
Ediciones ÁmbarEditorial AmbarEditorial Ambar
© Ediciones Ámbar, S.L., 2017. Todos los derechos reservados   |  Nota Legal   |  Mapa de la Web   |  Contactar website: dommia
Diseño Web
Dommia Soluciones Internet
c/ Lepant, 326, Entlo. 1, Desp. 2
08025 - Barcelona
Tel. 902 024 678 | +34 936 241 455
Portfolio visible en: www.dommia.es